Porinfo@retucel.com / iOS / / 0 Comentarios

¡9 de enero: Décimo aniversario del iPhone!

Parece increíble, pero ya pasaron diez años desde que conocimos el primer iPhone. También puede parecer poco hablar de diez años, pero pensemos: apenas empezábamos a utilizar Facebook, todavía no había Twitter, todavía no se había hecho el lanzamiento total del Playstation 3, en Venezuela todavía era presidente Hugo Chávez, el iPad estaba a poco más de tres años de su estreno y mucho más. No sabíamos que el iPhone era el principio de una revolución tecnológica que ya había empezado y que hasta la fecha continúa hacia una dirección que cada vez nos sorprende más.

Quizás una de las diferencias más significativas, aunque obvia en ese entonces, es que Steve Jobs estaba al frente. En su momento, lo describió como un producto que incluía tres dispositivos en uno: “un móvil revolucionario, un iPod de pantalla mucho más grande y un dispositivo de comunicación por Internet que romperá todas las expectativas”, y tenía razón. Y también tenía razón cuando dijo que era sólo el comienzo.

El iPhone es un teléfono, como su nombre lo dice, pero ahora, como los otros teléfonos inteligentes, son mucho más que un teléfono; a veces incluso lo usamos para todo menos para llamadas. Se ha adaptado a las demandas de un usuario cada vez más multifuncional, creativo, que busca la innovación, que quiere herramientas para crear y no sólo para consumir.

Si recordamos el primer iPhone podemos verlo con nostalgia, sentir la emoción de la primera vez que tuvimos uno, pero también sorprendernos con lo tanto que ha cambiado y lo rápido que se ha vuelto. La fluidez de su uso, el almacenamiento, la cámara y la diversidad de aplicaciones son tan sólo algunos de los cambios más evidentes.

El iPhone dejó de ser un teléfono como accesorio para convertirse en una extensión de nosotros mismos. Es nuestra cámara, nuestra agenda, nuestro puente hacia las redes sociales, hacia nuestros amigos, pareja y familia, nuestra mejor herramienta de trabajo, nuestra fuente de ocio, pero también fuente de conocimiento. Es todo y cada vez es más.

Steve Jobs dijo en 2007 que apenas era el comienzo y muy probablemente no sólo se refería a ese momento, sino incluso a este entonces. Hoy, 2017, todavía es el comienzo de muchas transformaciones e innovaciones que están por venir.

Escriba un comentario